bargueño restaurado

Este bargueño propiedad de Belén tenía el barniz (goma laca) desgastado y mate, así cómo una serie de faltantes en la chapa. En la parte interior había una zona en la tapa, que era de una antigua restauración y que estaba en muy mal estado ya que en la restauración habían colocado una madera muy diferente y de muy inferior calidad , la genuina es de marquetería de palo santo y la nueva de pino.

Lo primero que hubo que hacer fue limpiar todo el mueble, tanto por dentro como por fuera, con alcohol de 96º y estropajo verde, para eliminar la antigua goma laca. Esto fue relativamente fácil pues la goma laca no estaba muy oxidada.

Una vez limpio , pasamos a reintegar con Áxon todos los faltantes de chapa. Una vez seco el Áxon, se lijó hasta dejarlo al mismo nivel que la superficie del mueble. Para disimular estos estucos de Áxon, primero hay que dar una mano de goma laca y una vez seca , imitar con acuarelas o pinturas acrílicas , las vetas de la madera y posteriormente volver a dar goma laca. Tambíen se pueden disimular con goma laca teñida con anilinas o con tierras.

En un lateral hubo que poner un trozo completo de chapa, que posteriormente hubo que teñir con nogalina para intentar igualar el color de la chapa nueva con la antigua. La restauración antigua de la parte interior de la tapa se intentó disimular con pinturas acrílicas y goma laca teñida con anilinas. Una vez terminada esta fase se barnizó el mueble completo dando varias manos de goma laca a muñequilla. El bargueño quedó espléndido y sus maderas nobles han recuperado todo su color.

Un magnífico trabajo de Belén.

Galería

¿Te ha gustado el trabajo de nuestra alumna Belén?

Consulta nuestros cursos de restauración de muebles y marcos