CornucopiaEstas magníficas cornucopias de oro fino habían sufrido el desgaste propio de los años. Se habían fracturado por varias zonas y presentaban faltantes de oro y estuco.

Primero encolamos las zonas fracturadas con mucho cuidado ayudándonos de pinzas protegidas con algodones para no dañar el oro fino. Una vez encoladas nos dedicamos a estucar (cola de conejo+sulfato cálcico) todos los faltantes.

Despúes de dar 3 o 4 manos de estuco pasamos a dar el bol rojo oscurecido con una pizca de bol negro para igualar con el bol antiguo. Se dieron otras  tantas manos de bol y una vez seco pasamos a dorar con oro fino al agua. En el intervalo de 1 a 3 horas lo bruñimos con la piedra de ágata.

Una vez dorado y bruñido se patinó el oro con goma laca luna y pigmentos al barniz de color sombra natural para igualar con el color del oro original. Quedaron geniales y prácticamente no se notó la intervención. Un trabajo muy minucioso realizado por Belén.

Galería

¿Te ha gustado el trabajo de nuestra alumna Belén?

Consulta nuestros cursos de restauración de muebles y marcos